Si aún no sabes de que se trata la dieta flexible a continuación te explicare detalladamente para que la entiendas por completo.

Al igual que otras dietas tiene sus detractores. Lo más importante es que esta dieta es una gran opción para personas que quieren darse un gusto de vez en cuando.

Una dieta que te prohiba consumir cualquier grupo alimenticio no es buena para tu salud y realmente no funciona a largo plazo.

Y si dichas dietas implican pasar hambre o sentirte débil, lo mejor es dejarla, harán que te enfermes, y eso no es bueno.

Para evitar que cosas como estas sucedan es no dejar de consumir macronutrientes, los cuales son:

  • Proteínas
  • Grasas
  • Carbohidratos

Hay un dicho en inglés que me gusta mucho, dice “If it Fits your Macros”, o en español, “Si se ajusta a tus macronutrientes”.

Lo que intento decir con esto es que, estos 3 grupos alimenticios SIEMPRE deben estar presentes en cada una de las dietas que realices.

La cantidad que consumas de cada grupo dependerá de muchas variables, entre ellas tu edad, sexo, estatura, peso y tus objetivos.

Con la dieta flexible debes ajustar el consumo de cada uno de dichos grupos, para que cumplas con la cantidad de calorías diarias que debes consumir.

Primer paso

Para que la dieta flexible funcione debes calcular bien la cantidad de calorías que aporta cada uno de los macronutrientes. Te dejaré esta pequeña guía para que tengas una idea más clara:

  • Cada gramo de un carbohidrato aporta 4 calorías
  • Cada gramo de una proteína aporta 4 calorías
  • Cada gramo de grasa aporta 9 calorías

Es importante tener en cuenta que debes comer alimentos de verdad… No te dejes llevar por la tentación de querer comer alimentos con mucha azúcar o grasa.

Por más que cumplas con el límite diario de calorías, esto no le hará bien a tu salud, porque se tratan de calorías vacías.

Lo más recomendable es que te alimentes con verduras y vegetales que te aporten vitaminas y minerales, a estos le llamamos micronutrientes.

¿Cómo funciona la dieta flexible?

Si lo que quieres es bajar de peso deberás crear un déficit calórico, es decir, que consumes menos calorías de las que tu cuerpo necesita.

Para definir cuantas calorías necesitas te dejaremos una fórmula:

Para hombres:

  • 10 x tu peso en kg + 6,25 x tu altura en cm – 5 x tu edad + 5

Para mujeres:

10 x tu peso en kg + 6,25 x tu altura en cm – 5 x tu edad – 161

Esta fórmula te darán las calorías que necesitas por día para que tu cuerpo funcione correctamente, pero esto claramente no incluye tu estilo de vida. Para esto, necesitas tomar la cifra que te dió la fórmula anterior y multiplicarlo por:

  • 1.2 si tienes un estilo de vida sedentario
  • 1.45 si tienes un estilo de vida moderado
  • 1.725 si eres más activo

Así tendrás la cantidad de calorías que necesitas en el día. Lo ideal es que reduzcas unas 300 calorías por días, así podrás bajar de peso de forma constante.

Menú para la dieta flexible

Si te gustaría saber como llevar a cabo un menú te vamos a dejar una lista con los alimentos que deberías incluir.

Proteínas:

  • Pechuga de pollo
  • Pechuga de pavo
  • Pescados de la familia azul: salmón, trucha, sardinas, atún o bacalao
  • Huevos
  • Leche descremada
  • Filet de ternera
  • Yogurt griego
  • Carne magra de cerdo
  • Mejillones
  • Carnes rojas (elige cortes que no sean altos en grasa)

Esos son alimentos de origen animal, ahora los vegetales serían:

  • Caraotas
  • Frigoles
  • Garbanzos
  • Lentejas
  • Avena
  • Tofu
  • Quinoa
  • Almendra
  • Soja
  • Cacahuates

Carbohidratos:

  • Arroz integral
  • Pasta integral
  • Pan integral
  • Papas o Batatas
  • Cereales
  • Almidón
  • Vegetales como calabacín, pepino, berenjenas, coliflor, brócoli, todas las hojas verdes

Grasas saludables:

  • Pescado
  • Palta o Aguacate
  • Semillas
  • Frutos secos
  • Aceite de oliva
  • Huevos
  • Linaza
  • Garbanzos
  • Alimentos ricos en Omega 3

Date tus gustos de vez en cuando

Gracias a dieta flexible, podrás tomar tu café por las mañanas, la verdad es que tienes que disfrutar mientras bajas de peso.

Eso sí, estate atento con el café que tomas, podrías estar arruinando el trabajo de todo un día con una sola bebida.

Ya que podrías estar tomando demasiadas calorías en una sola bebida.

Te recomiendo que elijas bien para que no pierdas de esos pequeños placeres de la vida, al igual que ese chocolate a media tarde. Elige el más saludable, con alto porcentaje de cacao, como este:

Ventajas de la dieta flexible

Cuando decides continuar con la dieta flexible te permites darte tus gustos.

Como salir a compartir unas cervezas, ir a comer pizza o hamburguesas, ir por unos helados; son pequeños placeres.

Además es una manera de controlar los antojos que siempre afectan a las dietas restrictivas y es una manera de recompensarnos a nosotros mismos por nuestro gran esfuerzo.

Evitas los atracones que son tan malos para la salud y que incluso afecta el autoestima de las personas

En conclusión

Combina un poco de lo procesado con mucho de lo natural, se trata de practicar el 80/20, es decir, 80% de la comida debe ser natural con alta densidad nutricional con un 20% de comida procesada de menor densidad nutricional, si, esa que tanto nos gusta.

Para obtener consejos de las calorías, alimentos saludables, recetas, y demás te recomiendo seguirnos en Instagram @seamos.fitness

Categorías: Nutricion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *