Considero que para comenzar deberíamos comprender bien ¿qué es la depresión? y ¿qué es la tristeza? porque en la actualidad el término se usa a ”diestra y siniestra“ o como se diría en mi país, Venezuela, para referirnos a algo que las personas utilizan por moda sin conocer su verdadero significado.

¿Qué es la depresión?

Se trata de un trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos de sueño o apetito, sensación de cansancio y/o concentración.

Tomando en cuenta esta definición y si consideras que estás en un estado similar que está afectando tu vida debes poner manos a la obra, porque las depresiones no se curan solas.

¿Cómo curar la depresión?

Lo más importante es reconocer que tenemos un problema, una vez que lo reconocemos automáticamente e inconscientemente nuestro cerebro comienza a buscar respuestas y soluciones.

Es realmente importante no dejarnos abrumar por el sin fin de situaciones que se nos puedan llegar a presentar a diario, que son difíciles para todos.

Es justo y necesario dejar de creer que nuestros problemas son los peores y es a uno a quien le pasa lo más grave en el UNIVERSO. Todos tenemos problemas, unos más pequeños y otros más grandes, pero no podemos escapar de ellos, y tampoco es sano para nosotros mismos hacerlo.

La vida nunca nos podrá situaciones que no podamos superar. Debemos levantarnos, afrontarlos y enfrentrarlos para poder salir de la depresión.

Esto le dará un mensaje a tu mente inconsciente, quien está a cargo del 87% de las acciones que realizamos diariamente.

Debemos comenzar a llenarnos de pensamientos positivos para poder pensar claramente que debemos hacer. Una frase que me encanta y me repito cada vez que estoy en una situación adversa es:

”Si mis problemas tienen solución ¿de qué me preocupo? Y si no tienen solución ¿Por qué me preocupo?

Hacer ejercicio para curar la depresión

Se han realizado innumerables estudios que hacen referencia a los beneficios de realizar actividad física, esta, seguramente nos ayudará a reducir los síntomas de la misma.

Cuando entrenamos, en nuestro torrente sanguíneo se liberan endorfinas, también conocidas como la sustancia natural de la felicidad, porque alivian el estrés, y a diferencia de las drogas estás no tienen efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

Los ejercicios nos ayudan a tolerar el dolor ya que al comienzo de nuestros días de ejercicios sabemos que existe dolor físico y que con el transcurrir del tiempo si nos hacemos constantes esto pasará, ayuda a aumentar tu capacidad cerebral, las personas nos volvemos más responsables porque asumimos una disciplina, trazamos metas y objetivos. Realizar actividad física ayuda a alejarse de las adicciones, ayudamos a reducir los estados de ansiedad, trabajamos la concentración ,en resumen, nos sentimos mejor con quien somos y como nos vemos.

Si este post te sirvió me encantaría que me dejarás un comentario y si conoces a alguien que necesite leer esta valiosa información le harías un enorme favor.

Categorías: Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *